Un llamado a los ricos de Colombia

«Ustedes, los verdaderos ricos, que se puedan dar lujos que la mayoría no, ahora pueden darse el lujo de proteger vidas, de salvar vidas, y de evitar desmanes y saqueos»

Pero es un llamado a los verdaderos ricos de este país, a los Santo Domingo, a los Ardila Lulle, a los Sarmiento Angulo, al Sindicato Antioqueño, a los Char…A los que con su dinero pueden vivir diez o veinte vidas de lujo como las que están viviendo. Ahora que el Coronavirus llegó por la incompetencia de un gobierno que ustedes mismos pusieron, es un llamado razonable para que asuman también la responsabilidad y le den un valor a la vida de las demás personas, más que el valor que le dan a su dinero; sobre todo, a las familias más vulnerables. La interpretación más valiosa de eso que llamamos “el Estado Social de Derecho” es aquella en la cual se valora la vida de una persona sólo por el hecho de ser persona sin importar su condición social, política, económica, cultural…Por eso hasta un habitante la calle tiene un valor sólo porque es una persona; una persona que puede ser de mi familia (de hecho, lo he tenido), de mi vecino, de un amigo, de un compañero de trabajo o también uno de los suyos. Y ahora que nos importaron este virus les pedimos que tenga el valor ético y moral de poner en práctica ese Estado Social de Derecho, que aparezca el lado humano del capitalismo que ustedes representan mejor que nadie y que se vea esa responsabilidad social empresarial que ustedes dicen tener. No tomen esto como una recriminación. No. Pero es mejor no irnos por las ramas, hacer este pedido con dignidad, de pie y no de rodillas.

Esta pandemia que ya nos tocó, es como el iceberg que golpeó al Titanic y que terminó por hundirlo. El Titanic es Colombia, el iceberg es el Coronavirus, los botes salvavidas están dispuestos es para ustedes y la tasa de infectados y muertos será más alta en la clase más vulnerable, menos favorecida, la que no tienen botes salvavidas disponibles; son los que no tiene poder económico para enfrentar algo de esta naturaleza, sino les lanzan un salvavidas para que puedan sobrevivir ¡Señores! Es que estamos en Colombia, uno de los países más desiguales del mundo y uno de los más corruptos; en donde hay déficit en exámenes de laboratorio, de camas hospitalarias y el sistema de salud está famélico, quebrado, porque la corrupción no respeta ni la salud de los colombianos.

Entonces ustedes con sus fortunas, las que tengan en Colombia y las que también sacan para “protegerla” de crisis como esta, las que tienen oculta en paraísos fiscales, pueden crear un fondo de ayuda socioeconómica que ustedes mismos administren. Desde ese fondo pueden inyectarle dinero al Estado o directamente a los millones de familias más vulnerables para que se sortee de la mejor manera esta emergencia. ¿Recuerdan cuando a la banca de este país los salvamos con el 2 por mil? Sí, los salvamos, pues el gobierno de la época tuvo que subsidiar a los deudores del tenebroso UPAC para pagarle a los bancos. Ahora entonces, les estamos pidiendo un salvamento para millones de colombianos; este es un país con un gran porcentaje de informalidad, que vive del rebusque, que viven del día a día, que son “independientes”…de ellos estamos hablando viejo.

Pero estas son las malévolas propuestas que no se pueden respaldar: Un parlamentario del Centro Democrático propone aplicar el artículo 51 del Código Sustantivo del Trabajo para suspender los contratos de trabajo por “fuerza mayor”. Sí, el Coronavirus pude ser una fuerza mayor, pero no hay que aplicar las medidas más extremas. Por el contrario, es ser solidario y buscar que otros subsidien por un tiempo. Sería mejor proponer que todos los parlamentarios donen dos meses de su salario para ayudar a pagar las nóminas de pequeñas empresas que tengan dificultades para pagarlas.

Estos son los buenos ejemplos que se deben seguir: “Grupo Semana donará 10.000 mercados para niños vulnerables y sus familias”. “Arturo Calle cierra sus tiendas pero le seguirá pagando a sus 6 mil trabajadores”. “Crepes & Waffles: cierre sin despidos. Esta popular cadena cerró los locales de sus restaurantes y envió a los empleados a sus casas espetándoles el sueldo”. ¡Aplausos por eso! Sí se puede, estos son apenas unos ejemplos de que ustedes pueden ayudar a financiar mejor esta crisis. Porque no todo se le puede cargar al Estado, es una mentira que el Estado debe ser el único que puede hacerle frente a esta crisis, por eso no puede ser que el Gobierno Nacional disponga que la plata para enfrentar esta crisis saldrá del Fondo de Ahorro y Estabilización del Sistema General de Regalías y de aportes del Fonpet. Estos son ahorros para generar más desarrollo, menos pobreza en las regiones, y para cubrir pasivos pensionales de las entidades territoriales. Entonces resulta que la plata saldrá de los ahorros de los que menos tienes poder económico y los verdaderos ricos de este país a salvo con sus fortunas; flotando en sus botes salvavidas de lujo en medio de un mar de inequidad. El Gobierno Nacional habla de no acaparar en esta crisis, pero sí protege las acaparadas fortunas de los más poderosos. ¿Así es que se construye país?

Es cierto que los tales “Chicago boys” (economista liberales de la Universidad de Chicago) impusieron la creencia económica de que el objetivo fundamental de una empresa es sólo generar utilidades, ganancias, fortunas…Pero la realidad ya nos dijo que eso no es lo fundamental y lo absoluto, pues el objetivo es generar bienestar social, equilibrio social, inclusión social. Por eso nuestra Constitución habla de “Estado Social de Derecho”, habla de proteger la vida como el primer derecho fundamental y no de proteger fortunas. Porque es cierto, el dinero no se puede comer.

Ustedes, los verdaderos ricos de Colombia, se puedan dar un lujo de vida que millones no nos podemos dar, ahora pueden darse el lujo de proteger vidas, de salvar vidas, y de evitar desmanes y saqueos

(Visited 157 times, 157 visits today)