Preso recién liberado en Villavicencio murió por coronavirus

Inpec declaró emergencia en cárcel de la capital del Meta.

El Inpec activó un protocolo de emergencia en salud en la cárcel de Villavicencio (Meta), luego de que un hombre, de 63 años, que estuvo detenido en ese centro penitenciario hasta el primero de abril, murió por coronavirus.

Según informó el Inpec, el hombre había recuperado su libertad el primero de abril y el siete de este mismo mes murió en el hospital departamental de Villavicencio, confirmándose que se trató de un contagio de covid-19.

La institución asegura que el hombre que murió padecía de una enfermedad respiratoria desde hace varios años.

Había sido condenado a 75 meses de prisión por concierto para delinquir y porte de armas, y había salido libre por orden del juez primero de ejecución de penas de Villavicencio.

Adicionalmente, la secretaría de salud de Villavicencio aseguró que hay otros cuatro internos de la cárcel de Villavicencio que tienen síntomas respiratorios, «por lo que se les realizaron diagnósticos de tuberculosis, neumonía y sospecha de covid-19». En esos casos se está a la espera de sus resultados.

Ante el riesgo que esto representa, ya que no se sabe con certeza cómo se contagió y si podría haber otros casos en el centro penitenciario, el Inpec tomó varias medidas.

Entre ellas, ordenó trasladar a los adultos mayores y pacientes con patologías previas a una zona de aislamiento primario en donde, aseguró el Inpec, serán monitoreados por personal de salud para «hacer un proceso de búsqueda activa, con el fin de monitorear casos sospechosos».

Según el Inpec, los demás detenidos también se encuentran aislados, mientras se busca cualquier síntoma que puedan presentar, con el fin de atenderlos «de forma inmediata».

Se pudo establecer que en este centro carcelario hay un hacinamiento del 99%: su capacidad es de 899 y la población actual es de 1.789 presos.

Para este sábado, adicionalmente se tiene previsto realizar un consejo de seguridad en el municipio con el fin de tomar otras medidas frente al tema.

De otro lado, la Agencia Nacional de Epidemiología realizará este sábado un cerco epidemiológico en la cárcel de Villavicencio para identificar cuál pudo ser la ruta de contagio del hombre que murió.

El Instituto Penitenciario también pidió ayuda del Instituto Nacional de Salud para que se realice una nueva prueba de covid-19 a los funcionarios del cuerpo de custodia que trabajan en la cárcel de Villavicencio, así como a los detenidos que tuvieron contacto con el hombre contagiado.

También se asignaron recursos para comprar elementos de bioseguridad a todos los funcionarios de la cárcel. Y el médico que atendió al detenido también se encuentra en cuarentena preventiva.

La cárcel de Villavicencio tiene a 1.814 personas detenidas a pesar de que solo tiene ocupo para 889, lo que significa que su sobrepoblación es del 101,8 por ciento. De todas las cárceles del país, en la lista de las más sobrepobladas la de Villavicencio ocupa el puesto número diez.

Aunque el Gobierno decretó la emergencia carcelaria desde el pasado 23 de marzo y aseguró que emitiría un decreto con el fin de excarcelar a por lo menos 10.000 presos, para enviarlos a detención domiciliaria -como una medida para deshacinar las cárceles y prevenir el contagio de coronavirus en las prisiones- este decreto aún no ha sido expedido por el Presidente.

(Visited 101 times, 3 visits today)