“Nos toca devolvernos»: venezolanos en Colombia quedan sin nada ante la crisis del coronavirus

Los denominados caminantes vuelven aparecer en las principales vías de Bogotá. Se trata de los migrantes venezolanos que se dirigen a pie hasta el paso fronterizo con Venezuela, luego de perder sus empleos durante la cuarentena.

La crisis económica, política y social que vive Venezuela en la actualidad ha obligado a millones de sus habitantes a salir en búsqueda de mejores oportunidades y mejor calidad de vida; sin embargo, la crisis del coronavirus se suma a la lista de problemas que les toca afrontar.

En Colombia residen más de dos millones de ciudadanos venezolanos, pero la llegada de la epidemia al país sudamericano ha dejado a los extranjeros a la deriva.

Según el portal de noticias Caracol, muchos venezolanos han perdido lo que habían ganado, no tienen qué comer ni cómo pagar arriendo. Por tal motivo, se han visto en la necesidad de regresar a su país “con los brazos caídos”.

Llevan consigo sus maletas, en grupos de dos, tres o hasta de 10 caminan por las calles de Bogotá hasta la frontera colombo-venezolana, que en la actualidad está cerrada por las autoridades, para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Según el medio colombiano, algunos van con sus niños y bebés en brazos por las vías que conducen a las salidas de la ciudad.

“Vamos para Venezuela, somos de Soacha. Por cuestión de trabajo, y como no tenemos como sustentarnos, nos tocó devolvernos”, dice Gregorio Pérez, quien junto a su familia busca volver a su tierra.

Las personas consultadas aseguraron que la crisis del coronavirus ha provocado un bajón económico en Colombia y han tenido que volver a su tierra natal.

“Teníamos trabajo, pero con la cuestión de la cuarentena no podemos trabajar. Como yo, somos muchos”, dijo Gregorio.

Debido a la falta de transporte intermunicipal, los venezolanos han tenido que caminar desde varios puntos de la capital colombiana con el propósito de llegar a su país.

Pese a que las condiciones en Venezuela no han mejorado, a los ciudadanos les ha resultado imposible pagar el arriendo y por ahora lo que más necesitan es un techo.

“Allá está mi casa, de allá nadie nos saca, de aquí sí”, expresó otra joven con un bebé en brazos.

Es necesario evitar las aglomeraciones de personas para evitar la propagación del virus. Ese escenario se puede ver en las próximas horas en la frontera de ambos países con la llegada de cientos de venezolanos, que han decidido retornar, después de haber perdido todo por la incidencia del nuevo coronavirus.

Trascendió que los pasos fronterizos están cerrados., pero las autoridades en Venezuela aseguraron que solo permitirán la entrada de connacionales que desean ingresar al país.

(Visited 58 times, 1 visits today)