Casos de dengue prenden las alarmas en Turbaco

Han fallecido tres menores de edad. Las autoridades dicen que la comunidad no toma conciencia de la delicada situación. La gente afirma que la Alcaldía solo actúa cuando hay emergencias.

Ante la cantidad de reportes de presuntos enfermos de dengue, un concejal del municipio de Turbaco llamó la atención de las autoridades de salud, para que se tomen las medidas pertinentes en ese municipio.

Se trata del concejal Jasser Hernández Vergara, quien se cuenta entre los pobladores cuyas familias han padecido la enfermedad con resultados indeseables, pues una sobrina suya falleció en los últimos días.

Hernández Vergara comentó que después que ocurrió la muerte de su sobrina, ha recibido llamadas de diferentes sectores de Turbaco, mediante las cuales le informan que, presuntamente, muchas personas ya son víctimas de la enfermedad.

Según él, algunos han muerto por dengue hemorrágico; y, en efecto, en semanas anteriores los vecinos de la urbanización Plan Parejo III hicieron saber que, supuestamente, un joven había muerto por esa causa, lo cual atribuyeron a las aguas servidas que permanentemente ruedan por las calles, ya que las viviendas no están conectadas a las redes de alcantarillado sino a pozas sépticas.

Mencionó barrios como La Cruz, El Paraíso, Villa Leidy y Terrazas de Cucumán, entre otros, que pertenecen a diferentes estratos.

Por esa razón, llamó la atención de las autoridades de salud, en el sentido de que hagan un mayor esfuerzo en cuanto al control del dengue, pero advirtió que los casos no se están presentando únicamente en barrios subnormales, como comúnmente ocurre, sino también en sectores llamados acomodados.

“Ya hemos visto –añadió– que la administración municipal hace las cosas un poco tarde. Cuando ocurren las emergencias es cuando se pone en alerta. Pero la comunidad también tiene que cuidar sus casas y sus entornos”.

Reconoció que el brote de dengue lo está generando la acumulación de aguas dulces, debido a la presencia del invierno, “sin embargo, ya pasamos un derecho de petición a la Secretaría de Salud Municipal, para que nos informe cuántos casos de dengue, tanto clásico como hemorrágico, se han presentado en la localidad hasta el momento. El asunto no es para alarmar, pero sí para que se tomen precauciones, porque el municipio no tiene una buena infraestructura en salud”.

Las palabras de Jasser Hernández, en cuanto a que la Alcaldía acude solo cuando surgen emergencias, coinciden con las de Yarith Beleño, una habitante de la urbanización Plan Parejo, quien debió hospitalizar en Cartagena a sus hijos de 12, 14 y 15 años, afectados con dengue, que también atacó a un sobrino de 10.

“Antes de que mis hijos y mi sobrino enfermaran –relató–, nunca vi a los funcionarios de la Alcaldía fumigando y dando instrucciones casa por casa. Lo hicieron cuando los llamé para que evitaran que siguieran cayendo más niños”.

Solo van tres muertes
El secretario de salud de Turbaco, Vitorio Marrugo González, informó que hasta el momento se han presentado tres muertes de menores de edad por dengue, en Altos de Plan Parejo, Siete Siete y Calle Nueva.

Agregó que su despacho está luchando contra el COVID-19 y el actual brote de dengue con campañas pedagógicas, en las que se enseña cómo eliminar los criaderos y los inservibles, donde se almacenan las aguas lluvias, que sirven de albergue al mosquito transmisor, “pero el principal factor es que la mayoría de las casas tienen albercas para almacenar agua potable, porque el servicio de acueducto no es permanente. A muchas de esas albercas no se les hacen aseo permanente, además de que no las tapan bien”.

Respecto a la infraestructura hospitalaria, indicó que “la ESE Hospital Local de Turbaco no tiene la infraestructura al 100%, pero se están utilizando algunas áreas donde prestamos el primer nivel de atención; y si el paciente se complica, lo remitimos a Cartagena”.

Eduardo Franco, el director de Salud Pública de Bolívar, dijo que aún no se puede hablar de epidemia, puesto que solo hay casos como en todos los municipios.

“El problema está en que la comunidad no se compromete. Hacemos campañas casas por casa e insistimos en los cuidados que deben tenerse, pero volvemos un tiempo después y encontramos el mismo descuido. Así es muy difícil que mantengamos el dengue a raya”.

El alcalde de Turbaco, Guillermo Torres Cuéter, anunció que la Gobernación de Bolívar suministrará más recursos para campañas preventivas.

Añadió que, debido al inicio de la temporada de lluvias, el plan de contingencia para el dengue se encuentra en proceso de actualización, pero se pondrá en funcionamiento durante los próximos días.

(Visited 55 times, 55 visits today)