Amenazan a la jueza que dejó en libertad a Álvaro Uribe.

La jueza 30 de garantías de Bogotá, Clara Ximena Salcedo, quien el pasado 10 de octubre le otorgó la libertad al expresidente Álvaro Uribe, recibió amenazas por redes sociales. Las autoridades ya le asignaron protección.

La abogada Clara Ximena Salcedo, jueza 30 de garantías de Bogotá y quien le otorgó el pasado 10 de octubre la libertad al expresidente Álvaro Uribe Vélez, recibió hostigamientos a través de redes sociales, lo que para las autoridades representan una amenaza real en su contra.

Así lo informó Revista Semana, que señala que hubo un estudio de seguridad de emergencia y le fue asignada protección. Al parecer, la funcionaria empezó a recibir estos ataques después de tomar la decisión que levantó la medida de aseguramiento contra el exjefe de Estado.

Salcedo tiene un esquema de seguridad asignado mientras las investigaciones avanzan para encontrar a los responsables detrás de las amenazas. También se está investigando si el hostigamiento se debe a la decisión que tomó la jueza en el caso Uribe.

Recordemos que la decisión de la togada de poner en libertad inmediata a Uribe se basó en que no puede haber detención sin imputación de cargos dentro de la Ley 906, luego de que ese caso pasara de la Corte Suprema a la justicia ordinaria.

En audiencia virtual y con uno de los casos judiciales más delicados, la jueza sentenció: “La decisión que adopta esta funcionaria es la de acceder a la solicitud elevada por parte de la defensa, apoyada por la Fiscalía General de la Nación y la representación del ministerio público y en ese orden y en consecuencia se dispondrá la libertad inmediata del doctor Álvaro Uribe Vélez”.

¿Quién es la jueza 30 de garantías de Bogotá?

En sus 10 años como abogada le correspondió dirigir varias audiencias y escuchar tanto a la defensa del expresidente como a las víctimas dentro del caso, para llegar al fallo que le devolvió la libertad al líder político, el pasado sábado 10 de octubre. Es un expediente sensible y controversial por donde se mire, pero Salcedo supo sortear, bajo sus funciones constitucionales, un terreno que involucra a una de las figuras políticas más determinantes de las últimas décadas en el país.

De la jueza se conoce solo lo básico de su camino profesional. El Espectador reseñó que poco se sabe de ella y menos cuando ningún funcionario de Paloquemao quiere o puede referirse a Salcedo.

Según detalló ese medio, Salcedo se graduó de Derecho en la Universidad Nacional, justo cuando Uribe dejaba la Casa de Nariño. En 2017, cuando Uribe terminaba su tercer año en el Senado, Salcedo llegó a apoyar el despacho del magistrado José Francisco Acuña, en la Sala Penal de la Corte Suprema. Y en marzo de 2018, mientras Salcedo se ‘peleaba’ un cupo para oficiar como jueza penal municipal, la investigación contra Uribe apenas arrancaba.

La abogada buscaba ser juez de conocimiento, pero fue seleccionada como jueza 30 de garantías de Bogotá, con un puntaje sobresaliente en la prueba de conocimiento. Ese cambio de ruta la llevó a estar en el foco de la prensa y de los millones de colombianos que siguen este proceso.

(Visited 82 times, 82 visits today)