Aquí

UNA ESPERA CON LOGICA

Como van las cosas y por lo que se dice y murmura en los corrillos políticos del municipio – en donde entre otras cosas parece estar los más avezados politólogos Magangué- solo hasta finales del mes de mayo o principios de junio se conocerán quienes serán los candidatos formales a el primer cargo municipal por elección popular.

Todo parece indicar que así serán las cosas y se dará por dos aspectos que son importantes tener en cuenta; primero que todavía no hay una definición clara por parte de las casa políticas del departamento en cuanto a si llevan candidato propio o por el contrario buscan alianzas de esas que llaman programáticas que no son más que “burocráticas” y segundo y algo muy importante es para evitar que se incrementen los gastos de campaña.

Inicialmente habíamos dicho en este mismo espacio – y lo seguimos sosteniendo- que hasta que no se defina los candidatos a la gobernación para el departamento, no habrá  definiciones para la alcaldía local y así lo seguimos sosteniendo.

Hay que entender que la política en Colombia es como un partido de ajedrez, el triunfo se logra se  mueven muy bien las piezas del mismo.

En la política se juega igual y hay que saber cómo se mueven las fichas de los apoyos para obtener el triunfo final.

Aunque aquí solo se escogen gobernadores, alcalde, diputados, concejales y miembros de la JAL, también jugaran un papel importante los actuales congresistas que desde ya estarán buscando consolidar los “amarres” políticos que les servirán  para consolidarse en esos cargos en las elecciones de 2022.

Por ejemplo y así se diga que los funcionarios públicos no pueden participar en política, para nadie es un secreto que por debajo de la mesa tanto gobernadores como alcaldes, llevan candidatos a las justas electorales del mes de octubre.

Y no es un secreto que lo hagan porque quieren consolidar su poder político gracias a la buena gestión que vienen realizando y que su sucesor la continúe y a los que le fue mal o actuaron mal con los recursos del erario para que su sucesor haga la tarea del “tape-tape” sobre posibles investigaciones que se puedan venir en su contra.

Esa es una realidad que no se puede ocultar y que todo el mundo sabe que es así.

Aquí ya hay candidatos que están definidos y que desde ya están organizando su logística para comenzar a recolectar firmas y obtener su aval y otros que seguirán su trabajo con miras a obtener su aval y seguro que otros de los que hoy aspiran muy seguramente los bajaran de esa nube. Habrá sorpresas.