Aquí

Las confesiones que Mancuso le ofrece a la JEP

 

Dice que va a revelar nombres de empresas y civiles que apoyaron a las Auc y no han sido procesados.

Salvatore Mancuso

Salvatore Mancuso purga una pena de 15 años y 10 meses por narcotráfico en

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) está a punto de tomar una decisión clave, que sentará jurisprudencia sobre si los paramilitares tienen o no cabida en la órbita de esa justicia transicional.

En cuestión de días, la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas de la JEP informará si el extraditado comandante paramilitar Salvatore Mancuso Gómez es o no aceptado, con los mismos beneficios judiciales que su contraparte en la guerra, las Farc, negociaron en Cuba.

De manera oficial, Mancuso ya ofreció un paquete de explosivas confesiones que está dispuesto a entregar si le dan cabida. El exparamilitar, preso en una cárcel de Atlanta, quedará libre a mediados de 2020, y si es deportado a Colombia deberá afrontar procesos pendientes que, de no ser aceptado en la JEP, lo llevarían directo a prisión.

EL TIEMPO tuvo acceso al documento, en manos de los magistrados y fechado el 31 de agosto, en el que resume su supuesto aporte a la verdad, la justicia y la reparación a las víctimas.

“Mi experiencia en Justicia y Paz, y que quiero aprovechar al máximo en la JEP, es que la mejor reparación, tanto para las víctimas como para la sociedad, es contar la verdad; (pero) también sé que no es la única”, escribió desde su celda.

Son seis los temas sobre los que ofrece información: paraeconomía; la reunión que sostuvo en una cárcel de Washington con Piedad Córdoba, Iván Cepeda y Rodrigo Lara; lo que sabe de la familia de la condenada Enilse López, y la ayuda que en la guerra recibieron de agentes del Estado, tanto miembros de la Fuerza Pública como civiles. En este reglón, incluso, menciona a miembros de una poderosa empresa estatal.

“Hay personas de connotación nacional y regional que cuando confesé la verdad de los nexos y apoyos pactados y recibidos de terceros, los mencioné. Algunas de estas personas son ellos agentes del Estado pertenecientes o no a las Fuerzas Militares; sin embargo, varios de esos casos no han sido investigados o los jueces tuvieron que absolverlos por falta de ratificación del suscrito sobre lo revelado en los procesos de justicia permanente, debido a que por razones que desconozco fue imposible mi participación en dichas diligencias”, precisa Mancuso.

Y agrega que está dispuesto a aclarar si hubo o no algún tipo de contacto con los hermanos Santiago y Álvaro Uribe Vélez, un tema en el que se ha especulado en los últimos años.

En ese capítulo, hablaría sobre el grupo paramilitar conocido como ‘los 12 apóstoles’ y la expansión paramilitar en Antioquia. Si bien los Uribe Vélez han negado enfáticamente ante distintas instancias estos señalamientos, Santiago Uribe afronta un juicio penal por este caso.

En ese proceso, Mancuso fue llamado como testigo por la Fiscalía, pero en su momento se negó a declarar. Luego, rindió un breve testimonio, haciendo referencia a versiones de terceras personas que fueron refutadas por la defensa de Santiago Uribe.

Encuentro clave

Mancuso también quiere revelarle a la JEP los detalles de un encuentro que a mediados de 2009 sostuvo en prisión con la entonces senadora Piedad Córdoba y los hoy congresistas Iván Cepeda y Rodrigo Lara. El encuentro, consignado en un acta secreta suscrita por Córdoba y Cepeda, es clave porque se ha especulado que en la reunión se habrían ofrecido gabelas judiciales a cambio de información sobre los Uribe. De hecho, la defensa del expresidente ha pedido que se dé a conocer si hubo o no un intento de compra de testigos.

De hecho, Mancuso no fue el único ‘expara’ que se reunió con la comisión especial del Congreso, que buscaba que la verdad sobre los crímenes paramilitares no se perdiera por la extradición de sus cabecillas.

En el capítulo de paraeconomía, tal vez uno de los que menos ha avanzado en materia judicial, Mancuso promete dar nombres y evidencia de “las empresas nacionales y multinacionales que se vieron beneficiadas inicialmente con nuestro actuar y posteriormente con la actitud negligente de algunos funcionarios de la Fiscalía”.

En el documento adelanta que uno de esos casos está referido al empresario Carlos Mattos, quien tiene una orden de captura emitida en la Fiscalía por su responsabilidad en el llamado expediente Hyundai.

En el capítulo de Enilse López, Mancuso dice que también hablará de los supuestos nexos de su exesposa Martha Dereix con la llamada reina del chance y dará información sobre los hijos de López. Por ahora, la JEP analiza con lupa cada uno de estos apartados que ofrece Mancuso para ganarse un cupo en esta jurisdicción transicional.