Ex seminarista se ahorcó en la habitación de un hotel

Un joven de 23 años, que estuvo durante varios años en el Seminario Mayor Nuestra Señora del Carmen en la ciudad de Villavicencio, tomó ayer en la mañana la fatal decisión de quitarse la vida, ahorcándose con el cable del televisor de la habitación del hotel El Pescador, ubicado en el barrio Dos de Noviembre de esta ciudad, frente a la ESE Hospital La Divina Misericordia, a donde había llegado la noche anterior.

La víctima fue identificada como José Joaquín Lara Cárdenas, natural del corregimiento de San Agustín, jurisdicción de Montecristo, sur de Bolívar, quien residía en esta ciudad en el barrio Santa Rita, aunque estaba solo de paso, ya que se encontraba residenciado en Bogotá, donde laboraba como vigilante.

Cuenta un familiar del hoy occiso, que Joaquín, como lo conocían en su entorno, era de muy buen genio, poco salía y compartía mucho con su familia, el sábado en la noche, su papá le dio diez mil pesos, porque iba a salir con su novia, una enfermera que trabaja en el hospital, identificada como Yaneris Correa Acuña, aseveró el pariente de la víctima.

José Joaquín Lara, seminarista

Joaquín y Yaneris, compartieron un buen rato y posteriormente decidieron ir a pasar la noche a un hotel, y escogieron El Pescador, allí llegaron a eso de las 10, la mujer salió muy temprano porque tenía turno y le tocaba despedir a un familiar a Medellín.
La pareja de Joaquín, le dijo a la familia, que cuando salió lo había dejado listo para bañarse, aunque después aseguró que se habían bañado juntos.
El hallazgo del cuerpo sin vida del infortunado hombre, se da, luego de que la mujer, quien según conoció este medio, tiene alrededor de 40 años de edad, lo llamó en repetidas ocasiones al celular y no le contestó, al no obtener respuesta, fue hasta la vivienda de la familia de Joaquín, pero tampoco le dieron noticias de él, y decidió irse al hotel, a donde intentaron abrir la habitación con la llave maestra, pero estaba trancada por dentro, por lo que llamaron a la Policía, quienes derribaron la puerta, encontrándose con la dantesca escena de su amigo colgado.
Las autoridades investigan los móviles que pudieron haber llevado a este joven a quitarse la vida, aunque este diario conoció extraoficialmente, que el joven vigilante, estaría practicando un juego estilo La Ballena Azul, que lo volvía loco.
El levantamiento del cadáver de Lara Cárdenas, fue practicado por unidades del CTI en asocio con la Fiscalía en turno.

(Visited 1.225 times, 290 visits today)