Aquí

EL DERECHO A INFORMAR

Nuevamente y por ser o estar próximos a la realización de un debate electoral que escogerá a quien nos gobernará en el próximo cuatrienio, viene haciendo carrera la teoría de  que cuando se publica una información que no guste o convenga a X o Y candidato, el medio que lo hace, está en su contra o a favor de otro candidato y no es así.

Los medios de comunicación, escritos, hablados, televisivos o portales noticiosos en la web, están en la obligación de informar como lo consagra nuestra carta política y es su deber hacerlo para mantener bien informados a sus usuarios.

Tildar a sindicar a los medios de “enmermelados o parcializados” porque publican lo que no les gusta a las campañas, no es el camino que deben seguir los dirigentes para conseguir sus objetivos de gobernar.

Es una obligación de los medios informar a sus  usuarios sobre el diario acontecer de la comarca y realizar y dar a conocer sus trabajos de investigación que permitan conocer hechos que no conocen sus lectores.

No lo hace solo este diario que lleva muchos años en Magangué y la región realizando esa tarea, sino lo hacen también las grandes casas editoriales en nuestro país como por ejemplo, El Tiempo, El Espectador o la revista Semana solo por nombrar algunos de ellos que desarrollan idéntica labor.

Ha sido gracias a los medios de comunicación en este país, que se han conocido grandes hechos que se han convertido en noticia de primeras planas no solo a nivel nacional sino también internacional.

Cuando se informa con rigor, como lo hace esta casa editorial desde su inicio. Todo cuanto se pública esta soportado sobre documentos oficiales que sustentan lo que se está escribiendo y no se hace porque “le  dijeron o le contaron”.

Magangué Hoy y Sus Regiones, cumple con la labor de informar y no de interpretar las normas existentes y tiene como base sólida, el respaldo de la documentación que acopia de las entidades públicas que le permiten sustentar y respaldar la información que se está entregando.

Lo cierto es que cuando se informa, como lo hace esta casa editorial, se corre el riesgo que lo que se publique le guste a no a un determinado sector de la comunidad, que piensa de manera respetable de otra forma.

Nuestra labor es y ha sido desde que nacimos como medio de comunicación la de informar para servirle a toda una región.