Aquí

¿Cuál es la verdad de la supuesta “venta” del tránsito de Magangué?

La decisión de la administración municipal de entregar en concesión la operación del Fondo Municipal de Tránsito y Transporte de Magangué la han tomado sectores políticos para criticar lo que consideran una “venta a particulares del organismo de tránsito y ocultar intereses en un gran negocio”; por lo menos, han aprovechado la radicalización proselitista de las elecciones para decirle esto a los mototaxistas y personas interesadas en el tema, queriendo ganar sus votos, pero, ¿qué de cierto hay en esto?.

Efectivamente lo primero que hay que decir es que no hay “una venta del organismo de control”; lo que se dio fue un proceso para “entregar en concesión” la operación del organismo de tránsito.

Dos cosas radicalmente diferente, la concesión se entiende que es entregar en administración a particulares o empresas el derecho para explotar algún bien o servicio durante un tiempo determinado, esto con el objetivo de lograr inversión privada y mejoramiento del servicio, cuando la entidad no tiene los recursos propios para poder hacerlo.

Y de aquí parte la historia del Fondo de Transito de Magangué, por muchos años este organismo no ha podido ser operativo, ineficiencia, corrupción, negligencia e inviabilidad han sido los conceptos que refleja la entidad para la ciudadanía. Varias administraciones pasaron y no hicieron nada, por el contrario, el Fondo alcanzó una deuda de 2 mil 500 millones de pesos, estando a punto de ser liquidada, pero tampoco había los recursos para hacerlo.

Entonces la administración de Pedro Alí pensó en hacer lo mismo que se está haciendo en gran parte del territorio colombiano, buscar un socio especializado que ordene la casa, ponga a funcionar la operatividad y modernice la entidad. Eso es posible con un privado bajo la figura de concesión, y los dividendos se reparten entre el privado y el Fondo. Pero ese socio debía tener experiencia, recursos y que realmente garantizará una buena ejecución, para evitar que el modelo fracasará como lo intentaron hacer varias administraciones anteriormente y término siendo un nido de corruptela.

Entonces el proceso pasó por el Concejo Municipal donde se entendió y fue el mismo Carlos Cabrales, hoy candidato a la alcaldía quien dio la pela por el nuevo modelo, le idea estaba clara “el operador se encargará de hacer realidad que Magangué tenga una moderna sede, dotada de equipos y mobiliario adecuado para el cumplimiento de sus funciones, el uso de tecnología de punta, mediante la adquisición de un software especializado, puesta en funcionamiento de ayudas técnicas y tecnológicas para el control de las infracciones a las normas de tránsito, contratación de personal especializado y expertos en el tema, el Fondo Municipal de Tránsito y Transportes de Magangué tendría una nueva cara”.

Pero aun con debates “porque no se entendía lo que se pretendía” se constituyó la Empresa de Tránsito y Transporte de Magangué S.A.S. Sociedad de Economía Mixta, con un socio Cira SA, la misma empresa que tiene en Santa Marta la concesión desde el año 2003, denominada Unión Temporal de Servicios Integrados y Especializados de Tránsito y Transporte – SIETT Santa Marta, hasta la fecha ha dado excelentes resultados.

Allá se encargan del montaje, implantación, mantenimiento y operación de un sistema integrado de información y soporte técnico para todo el funcionamiento del área de tránsito, comercial y operativa del instituto de tránsito.

El modelo se replica en las capitales del país, aun el propio Ministerio de Transporte tiene en concesión el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT).

Entendiendo esto hay que decir que el modelo no permite que el organismo municipal desaparezca, tampoco será vendido, por el contrario, será fortalecido con las medidas que se están tomando, y seguirán en cabeza del Fondo las prerrogativas y funciones que la Constitución y la ley atribuyen a los municipios en materia de tránsito y transportes.

Eso quiere decir que las organizaciones sociales, las asociaciones de mototaxistas o choferes pueden ser veedores participativos del proceso de modernización del Fondo, si se hacen las cosas como se proyectan el modelo de una sociedad de economía mixta, podrá brindarle a Magangué, un tránsito integral, dotado de todos los servicios, eso hará que mejore el recaudo y así el Fondo se restablecerá y no tanto eso, sino que hará que Magangué tenga unos servicios de tránsito y transporte completos, que harán mejorar la movilidad del Municipio.